Chema Fombona

Foto: Facebook Los Berrones
José María García Norniella "Chema Fombona" (1969-2015)
Procedencia: Asturias
Grupos: Los Berrones

José María García Norniella, más conocido en el ámbito musical como Chema Fombona, batería de Los Berrones, ha fallecido hoy en Oviedo.

El músico, que celebró ayer su 46 cumpleaños, se encontraba dando clase de percusión a una alumna en conservatorio superior de música Eduardo Martinez Torner de Oviedo, cuando comenzó a encontrarse mal. Los servicios de emergencias intentaron reanimarlo durante 45 minutos sin éxito alguno.

Fombona, vecino de Noreña, también tocó con The Logical Dream, banda tributo a Supertramp, y con Vaudí.

La escena musical asturiana está desolada con la desaparición de uno de los suyos. Los Berrones fueron los primeros en lamentar la desaparición de su músico: "Estés donde estés, nunca te olvidaremos Chema. Gracias por tus años de compromiso y gran trabajo con nosotros", escribieron en su página de facebook junto a una foto de Fombona durante un concierto.

Los músicos han manifestado su pesar en las redes sociales. Es el caso del también batería, Willon de Calle que afirma en su perfil de facebook que "hoy el mundo es un poco más triste" y le dese a Fombona "buen viaje maestro y compañero". El multiinstumentista Miguel Herrero, propietario de los avilesinos Estudios Acme, recordaba "tantos momentos buenos juntos, siempre riéndose de mis baterías y cacharros vieyos,como decía el,siempre haciéndome rabiar" y decía que la desaparición del baterista supone "un gran vacío para la música y sobretodo para todos nosotros". A las muestras de dolor y pésame se sumó también David Morei, músico, cantante y manager de Ilegales, y lo hizo con un deseo: "espero que te pongan una DW De Luxe para tocar con los grandes, compañero. Buen viaje"

Héctor Braga explicaba también en facebook que hace pocos días había comido con Fombona para planear un futuro, de conciertos y discos y que este mismo fin de semana tenían previsto viajar juntos a Galicia para tocar con la banda de gaitas de Noreña. "Descansa en paz, maestro y mis condolencias a la familia de músicos que dejas atrás", se lamentaba Braga.

[Fuente: lne.es -Enlace original-



Jesús Arias

Foto: Juan J. García
Jesús Arias (1965-2015)
Procedencia: Granada
Grupos: TNT

Un personaje de los pies a la cabeza, de una pieza, con pocas fisuras y muchas brechas que abrir por delante. Así de simple, pero con toda la complejidad que conlleva esa forma de ser, es como me gustaría recordar a Jesús Arias, cantante y guitarra de los granadinos TNT. Siempre funcionando a todo gas con la energía punk que un día le iluminó, hasta el maldito día 1 de este mes en que fue hallado sin vida dentro de su piso del Albaicín. No han trascendido las causas del deceso, pero da igual. Granada ya no será lo mismo sin él. Sirva esta crónica como homenaje a un talento tan expansivo y honesto como único e irrepetible. Jesús Trinitotolueno, modesto y excelso terrorista amante de la palabra y la música: esto es para tí.

Apasionado, más bien cegado por innumerables visionados de “La naranja mecánica”, Arias perteneció a la “generación de las siglas”, aquella gloriosa pandilla de locos que, a bordo de grupos como TNT, 091 o KGB, dio en los primeros 80 una buena patada a la escena musical granadina, siempre a ritmo de punk y rock and roll, sin perjuicio de arrimarse a cualquier otro sonido molón que aportase algo, fuesen cosquillas o calambrazos eléctricos de alto voltaje. Eran tiempos trepidantes, donde se notaban de verdad las ganas de cambio, luego devenido a lo mismo de siempre. El pulso se empieza a palpar desde aquellos ensayos locos en las cuevas del Albaicín, juntos y revueltos con gente como Lapido, Tacho, Eric, “El Pitos” o Vílchez, hasta las primeras y precarias maquetas grabadas en la localidad vecina de Albolote (“Albolote /Albolote / maricón el que no bote”, cantaban ellos). Desembarcaron en Madrid y dejaron para la posteridad singles como “1984 (Euroshima)”, “Cucarachas” o “Gilmore 77”, que desde la deprimente y deprimida Andalucía ponían la nota oscura, desafiante y enérgica a los coloristas días de “La Movida”, encuadrados una periferia musical que, sin ignorarles del todo, tampoco se lo ponía demasiado fácil desde la capital.

El único LP de TNT, “Manifiesto Guernika” sigue siendo uno de esos discos descatalogados que nunca merecieron tal deshonor. Publicado en vísperas del orwelliano año 84, aquel plástico ponía en evidencia a gran parte del punk madrileño de entonces, onda siniestra incluida. A la alegría pop que empezaba a poner cara de resaca, los TNT contraponían una sacudida que dejaba con el culo al aire la frivolidad de colorines imperante. Escúchense “El jardín extranjero”, “Nadsat” o “Habitación 101” y podrán divisar, sin mucho esfuerzo, a David Bowie desfilando entre las Brigadas Internacionales despidiéndose de España, tan drogado y feliz como acabado y dispuesto a todo. Una imagen icónica en un disco todo él tan feo y tan bonito como una pesadilla de psiquiátrico. Un Picasso hecho a base de optalidones para olvidar que los nazis se comen Europa. Una noche de juerga que va de 1939 a 1977 y que dura poco más de treinta minutos de vinilo. Brutalidad y poesía, sonando todo junto y revuelto a través de unas cuantas patadas en la cabeza. Horrible y maravilloso. El verdadero lado oscuro no de la fuerza, sino de la mente humana con todas sus sombras y algunos destellos de luz.

Sí, se apagó Jesús Arias, aunque su fuego no es de esos que se extinguen. Ni él mismo se debía figurar en 1983 el paralelismo que su vida iba a tener con la historia de “Coplas a la muerte de su colega”, una versión musical del clásico de Jorge Manrique que, para la ocasión, se encargó de parafrasear el hoy célebre poeta Luis García Montero. Arias era así, profundo y liviano a la vez, con esa frivolidad aparente de los que saben que vivimos rodeados de abismos. Él, en su medida, fue un eslabón más de esa cadena que nace sabe Dios donde, pero en la que pieza a pieza enganchan talentos que van desde Quevedo a Kubrick, pasando por Joe Strummer o García Lorca. Y no es una metáfora: cuando el líder de The Clash se escapó a Granada (dejando tirados a sus compañeros londinenses en vísperas de una gira europea), Strummer se recorrió Andalucía de la mano de dos grupos de referencia en el rock de este país. Hablamos, claro está, de 091 y de TNT. Jesús, como siempre, estaba allí, abriendo puertas y ventanas a aquella leyenda del 77 obsesionada por la Guerra Civil española, por “Poeta en Nueva York”, por el tintorro y por la CNT. Todo mezclado y sin gran ciencia, como buen guiri despistado, pero echándole corazón a espuertas. No era raro que Arias y Joe coincidiesen y que lo suyo fuera amistad a primera vista. “Graná” es así, y ellos fueron a caer juntos en aquel inolvidable garito llamado Silbar. Lo demás, como suele decirse, es historia.

Alternando su actividad noblemente canallesca de músico punk con el no menos bohemio trabajo diario como periodista -les juro que sé bien de lo que hablo-, Jesús se debatía desde finales de los 80 entre su pasión desaforada por el arte sin tapujos (cine, música, poesía) y su obsesión profesional por perfeccionar cada uno de sus artículos de prensa como si fuera el último: directos y sin dobleces, poniéndose en el lugar del lector, ya se tratase de una crónica teatral de postín como de un vulgar suceso. Cierto que se especializó en el área cultural, pasaporte directo al ninguneo en un país donde lo que lo peta es escribir (mal) sobre fútbol, pero eso no quita, ni de lejos, que por sus venas corriese la sangre de los mejores en la profesión. La de esos que no cambian la calle por un despacho ni el bloc de notas por una mesa de maquetación con órdenes que repartir. De hecho, pudo haber sido redactor jefe en más de una cabecera histórica de Granada (facultades no le faltaban), pero él prefería estar al pie de las cosas, viendo si algún día explotaba “la única ciudad del mundo con nombre de bomba”, como solía definir a “Graná” su amigo Enrique Morente. Siempre con su cigarrillo y sus historias en la cabeza, en la guitarra o en la libreta, Jesús resucitó a los TNT en varias ocasiones, para finalmente reconvertirlos en Exxon Valdez (humor negro y amargo, como humo del petróleo) y acabando abruptamente su trabajo bajo el nombre de Quäsar, que este mismo año firmaron su debut, ahora convertido en canto de cisne. La vida es así, y la muerte es... como es. Hay mucho más, pero ya lo dijo El Rey Lagarto: “This is the end / my friend / it hurts to set you free...”

Por ahí arriba, en fin, entre esas dimensiones abruptas y lejanas, es por donde debe andar ya Arias “El Trinitotolueno”. Cuando lleguemos nosotros, Jesús, ten a mano unas cervezas y ponnos al día de lo que ocurre por esos sitios y a tus compañías: todos sabemos cuales son, que las hemos mencionado. Y pon música también, que nosotros siempre lo haremos por ti.

Descansa, compañero periodista, compañero músico. No lo esperábamos y aquí abajo estamos bien jodidos con la noticia de tu partida. Nos quedamos brindando por ti, pero algún día, ahí en esos cielos, fijo que nos veremos. Pagas tú la ronda, ¿ok?

[Redacción Nuevaola80. Rafa Balbuena]

Julio "Thor"

Julio "Thor" (¿?-2015)
Procedencia: La Coruña
Grupos: Thor (2)

Julio fue el batería fundador del grupo coruñés, procedentes de Betanzos, Thor, que funcionó entre 1979 y 1984. Tras su disolución, se formaron Ausentes, que pronto cambiaron el nombre por Mismísimos.

En Noviembre de 2015, fallece Julio.

Antonio Tenas

Antonio Tenas Gregorio (1955-2015)
Procedencia: Zaragoza
Grupos: Vocoder

El 25 de Septiembre de 2015, la música aragonesa se ponía de luto con el fallecimiento del músico Antonio Tenas.

Atrás deja una vida llena de anécdotas, a cual más dispar. Aunque llevaba años arrastrando una enfermedad, el mundo de la cultura en general y de la música en particular no puede evitar su consternación. El pasado 11 de abril celebraba sus 60 primaveras pinchando en Linacero Café bajo el eslogan: “La vida comienza a los 60”.

Es muy difícil definir la figura de Tenas. Fue uno de los cerebros de la banda mítica zaragozana de tecno-pop Vocoder que editara varias referencias a través de Discos Dro. Fue la segunda formación en conseguir tal proeza tras La Curroplastic de Curro Fatás. Aparecieron de modo habitual en el programa La Bola de Cristal desde Televisión Española. El grupo se formó en 1981 y, tras no pocos cambios de formación, se separó siete años después. El espíritu subversivo de Vocoder contrastaba con el hecho de que Tenas fuese policía local. Sería en 2012 cuando se reeditaran los dos maxisingles primeros del grupo en Estados Unidos. Otra proeza.

Pero Antonio fue mucho más. Friki de Tolkien así como de la música relacionada con el creador de la Tierra Media, fue un coleccionista musical empedernido. En su faceta de promotor trajo a los Ramones a Zaragoza. Fue, en concreto, en la desaparecida La Chimenea, el 19 de marzo de 1993. También programaría a grupos como Héroes del Silencio (en sus primeros años), Franco Batiatto, Dire Straits, y los mismísimos Kraftwek.

Pero es que, además, Antonio Tenas fue también cocinero, locutor musical de Radio Juventud, mánager del grupo zaragozano Días de Vino y Rosas, e incluso comercial de sellos discográficos. Toda una vida que no siempre le trataría bien y que daría para un libro o una película.

[Fuente: aragonmusical.com]

Amador Blaya

Amador Blaya (1959-2015)
Procedencia: Murcia
Grupos: Ferroblues y Soul Fingers

Su color de piel no le fue impedimento para derrochar un espectacular torrente de voz en la oscuridad de la noche. Amador Blaya ya brillaba con fuerza en la tierra que le vio nacer cuando en el Sureste español el soul aún era música profana y desconocida.

La Región de Murcia, especialmente Cartagena, su ciudad natal, dijo ayer adiós a un vocalista de casta único en su género, un auténtica alma negra de espíritu libre que ponía voz a las composiciones de la banda Ferroblues. Algo que le sirvió para ser músico de cabecera de toda una generación que gracias a él pudo sentir que escuchaba a James Brown sin la necesidad de cruzar el charco.

Amador era la impronta de este grupo de amigos al que la música unió para no separarlos nunca, porque sus canciones ya son inmortales en el imaginario colectivo. Y es que, pese a su pérdida, su característico tono de voz seguirá sonando en temas como 'The Passing Time', 'Things Get Better' o 'Try!'.

La vida de Amador Blaya dijo adiós el 22 de Septiembre, a los 56 años, tras luchar contra una enfermedad de aquellas que te matan por dentro. Decenas de músicos, familiares y amigos acudieron el sábado más triste de la escena murciana para regalarle una última despedida repleta de recuerdos y anécdotas interminables a este hombre que ha muerto y vivido en este mundo como un verdadero bluesman. Su cuerpo fue incinerado, al día siguiente, en un encuentro íntimo en el Tanatorio Estavesa de Cartagena.

Quienes tuvieron el privilegio de acompañar con sus instrumentos la voz de este genio local de la música reconocieron que «hasta los negros decían que Amador tenía voz negra». Para Ferroblues, uno de los pocos grupos que hacía blues en España en su época, Amador era visto como un filósofo de la vida, que vivía prácticamente en la noche y que siempre estaba dispuesto a reglar consejos y citas que marcan en la barra del bar con una whisky on the rocks en la mano.

«Él tenía un don único para la música, era capaz de picotear de cualquier lado y procesarlo todo en su mente para soltar su voz con cierto humor a través de la noche. Y todo ello lo conseguía hacer de una manera sensual con una forma de ver las cosas muy caleidoscópica», destacan quienes compartieron tablas y horas de furgoneta por las carreteras tortuosas de media España.

Ferroblues fue para este músico el salvoconducto perfecto para dar a conocer su atronadora voz por diversos escenarios de la geografía nacional.

La banda formada en la segunda mitad de los ochenta giró por los templos del soul de sitios como Cerdanyola, Ferrol, Tres Cantos, Castellón y la Región de Murcia, donde fueron profetas y precursores de la música negra gracias a su inconfundible sonido plasmado en discos como 'Mondongo' (1996) y 'Blind Lizard' (2000). Entre los festivales por los que ha sonado el aullido de Amador destacan La Mar de Músicas de Cartagena, el Jazz de San Javier y la Primavera de la Universidad Autónoma de Madrid.

El legado de Amador no queda en Ferroblues, ya que también participó en otras formaciones como Soul Finger, incluso cantaba en castellano. «En la intimidad hasta se atrevía a interpretar boleros, tangos y rancheras», desvelan unos músicos que ya son admiradores tras la irreparable falta del que hoy ya es un mito de la música. La partitura en clave de Sol deja hoy un silencio de largo tempo que ya sólo se podrá recuperar al desempolvar las viejas canciones de la auténtica voz negra del Sureste.

[Fuente: laopiniondemurcia.es -Enlace original-]

Enrique Fernández

Enrique Fernández Medina (1953-2015)
Procedencia: Badajoz
Grupos: Acción Rock Band

El músico pacense Enrique Fernández Medina falleció el pasado domingo a los 62 años a causa de un infarto. Enrique Fernández ha compartido su vida con su familia: Marisa Sánchez, su esposa, y sus hijos Cyra y Ulises, que han seguido la senda creativa de su padre.

El mundo de la música, amigos y familiares dieron el último adiós a Enrique Fernández en la iglesia de San Agustín, donde se celebró el sepelio a las 11.00 horas de ayer. Músicos de diversas generaciones acompañaron a la familia en el momento de la despedida de quien fue considerado una de las voces más intensas -desgarradora y tierna-, de la música extremeña.

Comenzó su andadura como Enrico -la discográfica quería lanzarlo en Italia-, tras ganar un concurso nacional de Radio Popular y grabó su primer single: 'Así' y 'Aquella muchacha', pero se encaramó al blues y al rock, entrando como cantante en Acción Rock Band, grupo mítico pacense y extremeño, con el que grabó 'Colores'.

Tuvo diversas ofertas para entrar en el panorama nacional con otros grupos o como solista, pero 'Henry', como le llamaban sus amigos, optó por quedarse en Badajoz, desde donde colaboró con Gecko Turner, Tan tan goo, o Bimba Bosé. "Era uña y carne con su hermano Jesús, 'El Garbal'", señala Manolo Iglesias en '50 años de rock pacense'. Jesús Fernández tocaba la guitarra y era radicalmente músico y humano, y precedió a Enrique en su marcha hace años.

[Fuente: lacronicadebadajoz.com, 19.05.2015]



Eduardo Pérez

Eduardo Pérez (¿?-2015)
Procedencia: Almería
Grupos: Pulstars, Nitrato

Excelente músico y compositor almeriense que fue bajista de Nitrato, anteriormente Pulstars.

El 12 de Mayo de 2015 fallecía Eduardo a consecuencia de un cáncer.

Michi González


Michi González (1957-2015)
Procedencia: Madrid
Grupos: Johnny Comomollo y sus Gangsters del Ritmo, Los Enemigos, Los Comomolo

Michi González fue bajista fundador de Johnny Comomollo y sus Gangsters del Ritmo que también pasó una temporada encargándose de las cuatro cuerdas de Los Enemigos, además de haber creado otro grupo, Los Comomolo, como continuación natural de los "Johnny", ya a finales de los ochenta.

Con Johnny Comomollo publicó los dos únicos singles (RCA, 1980 y 1982) que puso en circulación la "mafiosa" formación de puro rock'n'roll, con versión de Carl Perkins incluida. Luego, ya como segundo bajista de Los Enemigos, logró ganar un Trofeo Rock Villa de Madrid como mejor grupo Pop-Rock (1986), además de participar en el primer disco de los madrileños, 'Ferpectamente' (Gasa, 1986). A finales de los 80 llegaron Los Comomolo, quienes también dejaron constancia discográfica oficial con un Mini-Lp titulado 'Por la cara' (La Isla de la Tortuga Records, 1989).

Michi González falleció el 31 de Marzo de 2015 a los 58 años de edad. Descanse en paz.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez] 

Pedro Reyes

Nombre y Apellidos (1961-2015)
Procedencia: Tánger
Profesión: Humorista

El actor y músico Pablo Carbonell ha anunciado a través de su cuenta de twitter la muerte, de su colega Pedro Reyes, conocido para el gran público por ser uno de los protagonistas de la televisión en España durante los años 90. Reyes, que nació en Tánger cuando ya había terminado el protectorado, tenía 53 años. Ha sufrido un infarto.

Cualquiera ubica a Pedro Reyes en alguna imagen con calidad de VHS y el antiguo logotipo de Tele5 en una esquinita. Eran los años 90, la televisión privada acababa de nacer y el humorismo era como la música pop: estaba en todas partes. Reyes se distinguía en aquel paisaje por su aspecto: alto, calvo-y-greñudo, con bigote... Su dicción era andaluza, como la de tantos colegas suyos, pero su voz sonaba un poco más torpe que ripiosa, y en eso consistía una parte de su encanto. Reyes se había criado en Huelva, no en Cádiz ni en Jerez ni en Sevilla. Una vez hechas las presentaciones, comenzaba su 'show'. El famoso monólogo de la vaquita y el amor, por ejemplo, que seguramente fue casi pionero en aquella época. En vez de contar chistes, Reyes se dedicaba a divagar por un camino que iba bordeando el costumbrismo, el sinsentido, la esquizofrenia, la inocencia, la filosofía, la crítica política... Siempre a un paso de la bobada pero siempre a punto de remontar hasta un final feliz. Lo que en España se ha llamado humor absurdo desde los años de Tip y Coll. Pensar en Faemino y Cansado como sus parientes madrileños y un poco más refinados es una tentación inevitable. O en Berlanga o en las vanguardias, si tiramos por lo alto...

Aquel fue el momento central en la carrera de Pedro Reyes, por lo menos de cara al público. No el único. En el principio fue la historia clásica del viaje a Madrid, la vida alegre de la Movida, los clubs nocturnos y un empleo como actor de reparto recurrente en 'La Bola de Cristal'. Tampoco es difícil buscar en Youtube algún 'clip' del programa de Lolo Rico y reconocer por ahí a Reyes caracterizado de pintor, de 'colgado', de científico loco. Su aspecto un poco estrafalario jugaba a su favor. Su salto a la fama, como copresentador de '¿Pero esto qué es?', en TVE1, también insistía en el mismo personaje: Reyes hacía de Harpo, feo y no se sabía si tonto o listo en medio de guapos y guapas televisivos.

Después, cuando se le fue gastando la fama, Reyes 'ennobleció' su carrera a través del teatro. Se alió a colegas como Josema Yuste y Felisuco en 'Taxi' e incluso probó suerte alguna vez con algún clásico griego junto al Centro Andaluz de Teatro.

Antes y después hubo también cine: papeles secundarios en películas comerciales-pero-buenas de los años 80 ('Sé infiel y no mires con quién', 'El año de las luces', 'Divinas palabras'...), papeles de 'guest star' en películas del nuevo siglo de las que ya casi nadie se acuerda ('Atún y chocolate'), y, sobre todo, su rol de escudero tonto y bueno en las adaptaciones al cine de Maki Navaja, que fueron la cumbre de su popularidad.

[Fuente: elmundo.es -Enlace original-

Moncho Alpuente

Ramón Mas Alpuente, Moncho Alpuente (1949-2015)
Procedencia: Madrid
Grupos (Profesión): Moncho Alpuente y Los Kwai, Periodista

Fallece el madrileño Moncho Alpuente de un infarto a los 65 años de edad en Canarias, donde se encontraba con su mujer. Personaje polifacético que entró en el mundo de la música por el camino más insospechado; como botones de la revista, de la que se convirtió en crítico músical a los 18 años. De ahí saltó al cargo de director de promoción de Movieplay, un sello discográfico especializado en cantautores, y en el siguiente salto entró de lleno en la canción.

Hacia 1968 formó el grupo satírico Las madres del cordero, inspirado en Mothers Of Invention de Zappa. Con esas "madres" participó en la irreverente farsa teatral "Castañuela 70". De aquella aventura tan sólo quedó un single con 'A beneficio de los huérfanos / La niña tonta de papá rico'. Porteriormente el sello propietario las reeditó en un album colectivo titulado 'Todo está muy negro' (1973). Cuatro años más tarde quisieron recuperar aquellas canciones, la banda tuvo que emplear otro nombre por problemas en el registro de marcas y aparece la Desde Santurce a Bilbao Blues Band.

En 1980 reaparece, tras un tiempo dedicado a su profesión de periodista, con Moncho Alpuente y los Kwai con el álbum 'Souvenir', publicado por Movieplay, siendo 'Carolina querida' su tema más conocido.

Moncho no vuelve a grabar hasta 1988, cuando se creó el sello Elígeme potenciado por el local del mismo nombre y entre cuyos fundadores se encontraba Javier Krahe. Con está discográfica editó varios discos para el propio Javier Krahe, las famosas Virtudes, Javier Batanero o Manolo Tena. Un album completo titulado 'The Moncho Alpuente Experience' y un maxi que tenía como tema principal 'Todos por el humo' dedicado a los fumadores que empezaban a encontrar cortapisas a su vicio.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

Juan Antonio Morcillo

Foto: V.G., levante-emv.com
Nombre y Apellidos (1949-2015)
Procedencia: Castellón
Grupos: Los Auténticos, Morcillo El Bellaco y Los Rítmicos

El rock en Castellón y resto del país está de luto. Ha muerto Juan Antonio Morcillo a los 65 años de edad tras una larga enfermedad. Durante este sábado y la mañana del domingo, permanecerá abierto el tanatorio del Nuevo Cementerio para aquellos que quieran despedirle.

Juan Antonio Morcillo Cozar nace en Godella (Valencia) el 19 de Julio 1949, hijo de padres andaluces que se vieron obligados a trasladarse a la ciudad del Turia en 1944. Aprendió a tocar la guitarra por si mismo, gracias a una guitarra que le compró su hermana Loles.

Su primera aparición en publico fue en 1968, en el teatro principal de Castellón, con Paco Pérez, Juan Nebot, Pepe Aparicio y Javier Vidal, en un grupo llamado Los Sherpas. Después se sucedieron los grupos y los acontecimientos, como los innumerables viajes a Europa tocando en las calles, etc.

Juan Antonio se casó y tenía dos hijas, Gisela y Provi. Siempre ha sido noble con los dictados de su corazón y eso parece que es malo para los negocios.

Ha conocido cinco mil tendencias o modos, modas con la música en sus treinta y pico años de escenarios, tales como pop, rock'n'roll, reggae, tuvo una época de cantautor, incluso puso su voz en orquestas en la calle. Siempre haciendo lo que le daba la gana, a sabiendas del riesgo que eso conlleva.

He aquí un resumen bastante exhaustivo de todos los grupos de los que formó parteun bagaje musical digno de tener en cuenta:   Sherpas Astoms, Motor-I, Motor-II, Motor-III, Motor IV, Alcohono, Trafic, Los Samoas, Los Auténticos, Morcillo el Bellaco y los Rítmicos, Dr. Diente, Capitán M, Los Morcillos y El Ritmo del Buitre.

De su época con Los Auténticos hay que destacar el tema 'La estrella', un clásico para todos los seguidores de la Movida de los 80. Aunque su época más popular la alcanzó cuando formó Morcillo el Bellaco y los Rítmicos.

Posteriormente, en 1999 cuando la banda respondía al nombre de Los Morcillos editó su último Cd-single, hasta que en 2004, lanzó al mercado 'El ritmo del buitre (entre nuevas y viejas)', en el que le acompañaron Miguel Ángel Villanueva, que fue fundador de Los Auténticos y figura imprescindible en la historia del pop valenciano, y Pedro López, ex miembro de Los Rítmicos y fundador de Los Romeos, otro grupo de Castellón que tuvo su momento de gloria nacional. El disco, en el que reza el curioso membrete 'Polka Wave', es una mezclas de temas antiguos y nuevos que, según el propio Morcillo, los tenía guardados a la espera de conseguir la financiación suficiente como para publicarlos.

Esta frase del gran Morcillo, podría servir, ¿por qué no? como epitafio de un auténtico batallador del rock como lo fue Juan Antonio:

"Y en fin parece que esto no ha acabado, si hay que hacerlo con las botas puestas, se hace. Afortunadamente, la música vuela por encima de la mierda"

Descanse en paz.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]