Juan Carlos Lera

Foto: Ricardo Otazo
Juan Carlos Lera (1966-2014)
Procedencia: Vizcaya
Grupos: Atila (2) y Parabellum

Juan Carlos Lera, integrante del cuarteto fundador de la histórica banda de punk rock Parabellum, ha fallecido a los 48 años de edad.

Lera, guitarra y voces en la formación, estaba gravemente enfermo —una dolencia cardiaca, señala Manerasdevivir.com— pero el fatal desenlace ha sorprendido en Baracaldo. La cuenta oficial en Facebook de Parabellum se ha llenado de mensajes de recuerdo y condolencias.

La nota en la red social que se refiere a la pérdida de Lera recoge una imagen del músico y la letra de uno de sus temas:

"Mira dentro de mí / Dime, ¿ves algo? / Ábreme el pecho / Puede que me doliera, no sé / La herida está abierta / Nunca ganaste mas nada perdiste / Sin pena ni gloria, sin razón, ninguna razón / Me quedaré quieto / Y me olvidarás, me empujarás al vacío / Y te alegrarás, te reirás cuando te hayas ido / Unos quedan de pie, otros sentados y otros rendidos / Mide tú el valor de la gente que has conocido".

Carta de Josu Korkosegui a Juan Carlos Lera:

"Desde pequeños sólo pretendíamos dos cosas: ser colegas y hacer ruido. Ruido hemos hecho y mucho, ¿verdad, Leroy? y colegas seguimos siendo. Entonces qué más se le puede pedir a un grupo… Hace más de treinta años que nuestros caminos se juntaron y además de manera muy intensa. Sólo te podemos dar las gracias por dejarnos aprender de ti. Juntos hemos hecho tantas cosas, tío, tantas… Forjamos una banda a base de cabezonería, constancia y rock and roll, hasta tal punto que dejó de ser una banda para convertirse en nuestro colega, sencillamente porque Parabellum es la esencia de todos nosotros y hasta nosotros mismos somos parte del resto del grupo, pero eso tú ya lo sabes. Por eso cuando alguno de nosotros falta al resto de la banda le arrancan un pedazo.

Hoy te has ido tú, Leroy, sin decirnos nada, sin avisar… Qué cabronazo. Y eso que te lo tenemos dicho; dónde vas, abrígate que vas a coger frío, no vuelvas tarde, jajaja. Si es que somos como unas madres. Y te has ido llevándote parte de nosotros, así que guarda bien los trozos porque algún día te los pediremos.

No te preocupes por los tuyos, nosotros nos encargamos. Tú, descansa y vete preparando un repertorio para el próximo bolo. Tan sólo recordarte algo que tú ya sabes, que ha sido un verdadero placer caminar contigo y que te queremos, porque tú y solamente tú tienes la culpa de que te queramos. Y como te decimos siempre: Lera, eres la pera.

PD: ¡Ah! Se me olvidaba, brother. Las llaves del local de ensayo están donde siempre, más que nada por si vas y todavía no estamos. Tú, espéranos, ya sabes que algunos llegamos más tarde que otros… pero llegamos".

[Fuente: barakaldodigital.blogspot.com]