Blanca Sánchez

Blanca Sánchez (1948-2007).
Procedencia: Madrid.
Galerista de arte.

Creo que la primera vez que ví a Blanca Sánchez me la presentó Andy Warhol en una fiesta de Fernando Vijande, cuando el artista dejó su factoría de Nueva York y se acercó por aquí para decidir de paso que Madrid era la ciudad más divertida del mundo. Exponía unos cuadros que, de algún modo, eran el retrato y el apoyo acrílico de la nueva España. Entre canapés y copas, a la vera del señor millonetis al que le gustaba gastar duros para que el mundo cambiara un rato y fuera un poco gracioso, imaginativo y de otra manera.

Warhol se dejaba fotografiar con el divino perfil de Cristina Huarte, con el susurro en blanco y negro de mi hermano Carlos, con Almodóvar y MacNamara haciendo ruido en la cocina, con la enmarañada pelambre de Paloma Chamorro como perfecta niña alborotadora del panorama cultural, en donde señores con educación, mujeres leídas y rebeldes y una pandilla de adolescentes con inquietudes decidieron sin querer hacer este país un ejemplo de modernidad.

Cuando se habla de los padres o madres de la Movida madrileña, a mí me da la impresión de entrar en unos horrorosos territorios de memoria geriátrica. Yo a lo que vengo en unos párrafos es a hablar de Blanca Sánchez, que, siendo un poco mayor que la mayoría, no dejaba de ser la más joven. Vestida, maquillada, teñida con colores siempre dignos de sorprender. Armada en su aparente soledad de un formidable cariño de fortaleza en todos los ángulos sensibles para acoger, mimar y promocionar a todo pájaro perdido que cayera en su iluminada proximidad. Siendo tan conocida, era un pequeño mito desconocido. Una especie de mujer de culto, para bien o para mal, que se encarnaba en catalizador y símbolo de artes y energías propias y ajenas.

¿Qué es hablar del arte, para alguien que tanto lo ha querido y lo ha vivido hasta la muerte? A Blanca de pronto la veo como un raro centro de alegre gravedad sobre el que giran pintores de fin y principio de siglo. Los Gordillo, Campano, Sicilia, Pérez Villalta, Molero, Martín Begué, Javier de Juan, Ceseepe, El Hortelano, Ouka-Lele y tantos que me canso de contar.

Estuve con ella codo a codo hace unos meses, trabajando en la remembranza que hizo la Comunidad de Madrid de la mano de Esperanza Aguirre y el apoyo de Álvaro Vallarín sobre los viejos y todavía estimulantes tiempos de la ciudad entregada a la libertad y al fuego creativo. Tal vez ya Blanca estaba enferma, sin decirlo y sin que lo notáramos en la revivida hoguera de vanidades y delirios. Pero se estaba muriendo tratando de disfrutar un poco más de la vida y, de paso, como siempre, tratando de ayudar a los demás. Con todo lo que siempre le gustó, que era rodearse de toda la convulsión y reposo que puede ofrecer el mundo de la creación en una sociedad destructiva. Con ese sentido de la elegancia que lleva a fallecer discretamente sin desbaratar poco más que el mínimo aparato sentimental de familia y amigos. Donde a veces no sabemos qué pintamos, pero, al menos, podemos seguir apreciando el secreto sabor de las pinturas. Con música incluida.

[Jorge Berlanga]

José Luís Gutiérrez

José Luís Gutiérrez "Guti" (¿?-2007)
Procedencia: Cáceres
Grupos: Primero de Solfeo y Takun Q Takun

Guitarrista extremeño procedente del barrio de La Alberca de la localidad de Trujillo, fundador de los grupos Primero de Solfeo y Takun Q Takun.

En septiembre de 2008, sus compañeros se reúnen para hacerle un sentido homenaje musical al que llaman ‘Takun Sin Takun’, realizado en el Pub La Abadía (Trujillo), que terminaría siendo el nombre de la banda que prevalece a día de hoy.

Lucio Zenón

Lucio Zenón (1959-2007)
Procedencia: Madrid
Grupos: V2-Berlín

Fue el fundador del grupo de tintes oscuros, V2-Berlín, con quienes llegó a grabar en 1983 todo un Lp de título homónimo, siendo el frontman de la banda, además de hacerse cargo de la guitarra. Se extrajo el single 'Algo está pasando/Otra canción de amor'. El disco se presentó en Rock-Ola.

Después la disolución de V2-Berlín, lo intentó en La Noche Americana, con quienes llegó a editar un Mini-Lp, después se traladó a Huelva donde ejerció como programador del Teatro de la capital onubense.

Colaboró con Nuevaola80 para aportar datos de su grupo, hasta que en 2007, fallecía, sin hacer mucho ruido.